Cuidados del Cabello durante el Embarazo 1/2

Opzon - Peluquería de autor

Para entender correctamente como afecta el embarazo al cabello de una mujer tenemos que entender que genéticamente no estamos programados de la misma manera a la hora de gestionar el estrés.

El cabello es un lujo, un adorno, y por tanto el mismo cuerpo ante una necesidad no duda en reducir aportes nutritivos a este para favorecer el crecimiento del bebe.

Por último el cóctel de hormonas puede influir en el embarazo, aunque en este caso puede ser para bien o para mal…

Son muchos los motivos que pueden distorsionar el cabello, pero si los localizamos de forma adecuada podemos sobrellevarlos, combatirlos y anularlos.

En OP/ZON queremos que te sientas a gusto y no tengas que preocuparte de nada en esta etapa tan bonita, por ello a continuación pasamos a detallar cada uno de los posibles motivos que hacen que tu pelo no luzca radiante:

Estrés:

El embarazo genera desequilibrios emocionales y en algunos casos estos momentos pueden traducirse en caídas “puntuales” del cabello.

No ocurre siempre, cada caso es diferente, pero hay mujeres que en estados de estrés pierden el cabello y media hora después al volver a tranquilizarse, dejan de perderlo. Es importante que si estamos en este grupo, cuando sintamos que entramos en estos estados no tiremos del cabello y dejemos pasar la crisis sin más. Con la fe absoluta de que una vez finalizado tendremos nuestro cabello anclado firmemente a nuestro cuero cabelludo. No asustarse, no te preocupes! Es una caída puntual y muy localizada en el tiempo.

Alimentación:

Esta es la respuesta al otro motivo que puede provocar pérdidas de cabello. El cabello esencialmente es una proteína y como tal tiene que llegar por la sangre al folículo piloso y ahí es donde este se alimenta.

Si se da la circunstancia que nuestro pequeño bebe necesita algo lo requerirá y menguara del aporte del cabello. En este caso es una correcta alimentación la forma de evitarse este episodio. Sin más problema…

Las hormonas:

En este punto debemos tener muy claro que es algo que solo nos afectara durante el embarazo y posiblemente la lactancia. Puesto que poco se puede hacer excepto mantenerse tranquila. Las hormonas influirán en la caída o por el contrario pueden estimular el crecimiento del cabello. Solo con esta actitud de conocimiento y control mitigaremos las consecuencias.

A tener en cuenta:

A las mujeres no les afecta por igual el embarazo y la intensidad de sus consecuencias. Quizás el referente de nuestras madres o familiares directos sean una correcta fuente de información a tener en cuenta. Pero eso sí, la genética no deja de ser una tómbola, y por ello puede haber diferencias. La última palabra la tendrá nuestra propia experiencia.

Es muy importante hidratar correctamente el cabello y a la hora de desenredarlo utilizar un cepillo de pala con púas que cedan los nudos antes de partirlo. Los tirones en ciertos estados pueden arrancar el cabello de raíz.

En definitiva, merece la pena que te mimes un poquito para que te sientas bien y tener un embarazo más saludable y feliz.

Isaac Blanco 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *